sábado, 26 de diciembre de 2009

Cómo impactar con el lenguaje corporal

Hace tiempo me llamó la atención un reportaje que leí sobre la primera escuela de modelos creada en Londres en el año 1928. Su directora era Lucie Clayton.

El objetivo de esta escuela de "señoritas" era refinar al máximo a las futuras modelos y también a mujeres corrientes que simplemente deseaban ver potenciadas sus cualidades.

Todas conocemos a alguna de esas mujeres con carisma que según entran en una estancia lo iluminan todo, y ¡ojo! no tienen porque ser especialmente guapas. Sin embargo, el porte, la forma de hablar, de comportarse, de mantenerse erguidas al sentarse, de sonreir, hacen que destaquen por encima de las demás.


No todas nacemos con ese encanto y no está de más una ayudita extra. ¿Cuántas veces nos damos cuenta de que estamos sentadas sobre la silla, sofá, etc y completamente desmadejadas?.Bien pues en este tipo de escuelas nos enseñan a caminar, sentarnos, salir con elegancia de un coche (algo harto difícil si encima llevamos una falda tubo y zapatos de tacón) a mantener una conversación coherente, nos dan clases de locución, de protocolo, etc.


Puede parecer algo innecesario, pero yo me pregunto, ¿acaso está de más el saber estar hoy en dia?, hay momentos en que la vulgaridad lo invade todo y apetece cambiar de aires. Creo que sin necesidad de seguir estas ideas a rajatabla, sí que se pueden tener en cuenta algunos consejos generales de la buena escuela.


El simple hecho de permanecer correctamente sentada, con la espalda erguida, nos ahorrará muchos dolores de lumbares y cervicales, además de proporcionar una apariencia distinguida.

El hablar con corrección, sin tacos, sin gritar, sin aspavientar en demasía, será algo que agradecerá nuestro interlocutor y nosotras nos sentiremos más dueñas de la situación y con más autodominio

Es un tema que desarrollaré más ampliamente en otro post más adelante ya que tiene mucho jugo y creo que puede ser realmente práctico.
Related Posts with Thumbnails